Amnistía Internacional celebró la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de presentar el caso del atentado a la AMIA ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Esta decisión es resultado de la causa internacional iniciada en 1999 por la Asociación Civil Memoria Activa con apoyo jurídico del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

En el informe de fondo elevado a la Corte, la CIDH ponderó que el Estado argentino conocía la existencia de una situación de riesgo sobre sitios identificados con la comunidad judía local, pero no adoptó medidas razonables para mitigar dicho riesgo, pues nunca se impulsó un plan general de combate al terrorismo, ni se tomaron otras medidas adecuadas para proteger el edificio de la AMIA.

Estas omisiones del Estado en proteger los derechos a la vida y a la integridad personal implicaron también una violación al derecho a la igualdad y no discriminación.

La CIDH también concluyó que los órganos estatales a cargo de la investigación del atentado cometieron graves falencias y desviaron deliberadamente la investigación durante más de ocho años. Entre otras irregularidades de la investigación, dirigida por el Juzgado Federal Nro. 9, destacaron la deficiente preservación de la escena del crimen, la interrupción irracional de determinadas líneas lógicas de investigación, y el desembolso de fondos reservados de la Secretaria de Inteligencia del Estado (SIDE) al entonces único imputado en la causa para que se pudiera construir una hipótesis acusatoria sin sustento.

Estas conductas y omisiones, según la CIDH, representan actos de encubrimiento deliberado y constituyen la principal razón por la cual el atentado permanece impune hasta hoy.

El organismo también identificó una serie de falencias en la investigación encabezada por la UFI AMIA que debería subsanar las múltiples irregularidades ocurridas durante la investigación llevada a cabo por el Juzgado Federal Nro.9 y declaró que hay una demora irrazonable en la investigación judicial del atentado y respecto a los procesos de encubrimiento.

A más de veinte años de iniciado el procedimiento judicial por las irregularidades cometidas durante la investigación original, aún no hay una sentencia definitiva. Según la CIDH, esta demora afecta el derecho a la verdad sobre lo ocurrido y tiene un especial impacto en las víctimas y sus familiares.

LA CIDH consideró, además, que el Estado argentino violó el derecho de las víctimas y sus familiares de acceder a información vinculada con el atentado y que no cumple con las condiciones de preservación de esta documentación.

Diputados trata el proyecto de reforma al Impuesto a las Ganancias

artículo anterior

Nicky Nicole presentó junto a Lunay “No Toque Mi Naik”

Próximo artículo

También te puede gustar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en ARGENTINA